David Fincher firmó un contrato de exclusividad con Netflix por cuatro años