Para entender Dishonored 2, tendremos que jugarlo un mínimo de dos veces.