Game of Thrones: ¿por qué se vio tan oscuro y pixelado el episodio 3?