George A. Romero dejó alrededor de 50 guiones sin presentar