La serie de Obi-Wan se ambientará 8 años después de Episodio III