Las primeras reacciones de Alita: Battle Angel nos dan esperanza