Ni los zombis se salvan: la serie de Resident Evil también pausa su producción