The Walking Dead: La foto que desmiente la teoría sobre el final