El regreso de Mindhunter, cada vez más lejos