El final de la octava temporada será un antes y un después en The Walking Dead