La serie de El Señor de los Anillos compartirá una locación clave con las películas