Mark Millar quiere recrear la importancia del #1 de un cómic en The Magic Order