The Office fue la serie más vista de 2020 por una escandalosa diferencia