Crítica Fanático: el lado B de la fama, el éxito y la cultura mainstream