El spin-off de Game of Thrones confirma su título y suma un nuevo protagonista